Latest News

CHECK TO SEE WHAT WE´RE UP TO

Montañismo en la Cordillera Blanca

Huarapasca 5418m, Vallunaraju 5686m. Cordillera Blanca, Perú.

 

Volvimos de Hatun Machay muy entusiasmados para continuar con nuestro principal objetivo: subir alguna montaña de las tantas que nos ofrece la Cordillera Blanca. Estuvimos investigando acerca de las posibilidades y la que mejor se adecuaba a nuestros planes (que tuvimos que cambiar varias veces) era el “Huarapasca”. Un lugar bastante lejos, pero accesible.

Para llegar al Huarapasca tuvimos que manejar hacia el Sur, hacia la localidad de Caraz y luego tomar el desvío hacia Pastoruri. Un camino de acceso realmente lindo, donde se puede apreciar la puya raymundi en todo su esplendor. Cuándo llegamos al lugar del campamento estaba nevando. Armamos rápidamente todas las carpas bajo la tormenta y nos metimos dentro a calentarnos. 

Cuando despertamos había dejado de nevar pero la temperatura era muy baja. Preparamos un desayuno suculento y todo el equipo para subir, grampones, piquetas, abrigo, casco, cuerdas, tornillos de hielo y estacas para armar reuniones, y algo de comida, junto con las cosas de filmación, la idea era hacer cumbre en el día así que había que intentar ir lo mas liviano posible. 

El ascenso comenzaba por la vertiente de un arrollo, hasta llegar a un hombro por el que ascendimos hasta llegar al pie de una gran canaleta. Hicimos unos metros en la nieve y en un lugar cómodo nos preparamos para la siguiente etapa, una escalada fácil en terreno de unos 60 grados (bastante empinado, pero obviamente no vertical). Colocamos grampones, nos encordamos y comenzamos. Damian abrió camino y logramos pasar la parte más parada en dos largos, bien largos (de 70mts), una escalada fácil, un tanto técnica y muy divertida ya que las condiciones de la nieve eran buenas.

Una vez superada esa parte llegamos a una pequeña olla dónde pudimos reestructurar y descansar brevemente y dónde ya se veía la cumbre no tan lejos. Previo a esto tuvimos un encuentro con dos Sanjuaninos. Desde ahí el ascenso fue fácil excepto por dos partes más paradas dónde el uso de la piqueta es crucial.  La cumbre fue muy buena y, aunque el viento presentaba dudas, se pudo volar el dron que siempre proporciona esas perspectivas tan fascinantes. El descenso fue rápido y sin sobresaltos.

Al regreso decidimos quedarnos una noche más descansando en aquel campamento para al siguiente día poder guardar todo y que Damian y Felipe bajen en bicicleta. Así fue, por la mañana armamos los vehículos de nuevo, y alistamos las bicis para el descenso.
El descenso en bici que hicieron Damián y Felipe fue técnico, con partes dónde fluyó muy bien y otras más trabadas ya que no fueron por un sendero determinado, sino que fueron encontrando huellas de animales y una que otra laja grande que proporcionaba un descenso fluido y más divertido.

Ya regresando, teníamos que decidir cual era nuestro próximo objetivo. Estaba la idea de ir a unas montañas más al sur desconocidas, pero no sabíamos como iba a ser el acceso y no queríamos perder mas días, ya que los teníamos contados. Encontramos un restaurante típico Peruano en la ruta y frenamos allí a almorzar y a planificar lo venidero. Desplegamos los mapas sobre la mesa y comenzamos a pensar ventajas y desventajas, terminamos optando por la opción del Vallunaraju. Ésta es una montaña que tiene acceso muy cerca de Huaraz y también se puede hacer en el día. Regresamos al pueblo a descansar un rato, comprar comida, cargar baterías y prepararnos para el día siguiente que planificamos salir a las 2:00A.M.

EL ascenso al Vallunaraju fue muy bueno, con muchísimo desnivel. El sendero arrancaba bien empinado y no paró hasta la cumbre prácticamente, a las horas de comenzar llegamos al pie del glaciar, dónde nos preparamos y luego de un rápido snack continuamos, ya encordados y con grampones y piquetas. El tránsito en glaciar fue fácil, a un paso tranquilo pero constante, para evitar que la altura golpee fuerte. La cumbre se hizo desear, ya que para llegar a ella se iba por un filo que hacía aparentar que estaba cerca, que, para cuándo llegábamos al punto que veíamos, nos percatábamos que había otro hombro, y así, unas tres veces, hasta sí, llegar a la cumbre, extremadamente hermosa, revel´åndo todo huaraz y una gran parte de la cordillera blanca en todo su esplendor, pudiendo ver el Toclarahu, Huascarán, los Huandoy.. y muchas más!

Mientras un equipo conformado por Damian, Nadir, Rafael y Nils subían a la montaña, el otro equipo, Felipe, Mariano y Bianca subieron mas tarde pero llevando las bicicletas para el descenso.

Bajaron desde los 4600 Mts hasta Huaraz en Bicicleta sin parar! una experiencia alucinante, iban mucho más rápido que las camionetas. Fueron directo al centro a comer algo y allí nos encontramos  todos a festejar!!